Ilustración :Angela Carrasco

martes, 13 de abril de 2010

Jardinería de guerrilla rural

Hace años que unos pocos comenzamos a crear y cuidar pequeños jardines en pequeños trozos de terreno público en el pueblo, a regar y cuidar árboles .El fin de estas acciones era sembrar un poco de color , llenar de frescura y verdor los días de verano ,ofrecer belleza a los ojos y fragancias a la nariz, intentar hacer desaparecer la sensación de abandono y que el pueblo estuviera menos descuidado , menos deshumanizado , más vivo que muerto.Donde antes crecían cardos y malas hierbas secas , ahora crecen enredaderas , rosales , arbustos y flores ,en los caminos y calles donde no se veía un árbol ,ahora disfrutamos de sombras.Tras conseguir mantener verdes estas plantas y árboles durante los secos veranos a base de cubos y cubos de agua durante semanas y semanas durante años y años e impedir que las ovejas de algún pastor despistado se las merendaran o que los niños las pisotearan o arrancaran durante el trascurso de sus juegos ,este año por fin hemos logrado transformar este otro pequeño espacio junto al edificio del Ayuntamiento . Hemos querido que en esta pequeña porción de tierra a partir de esta primavera crezcan plantas autóctonas como el tomillo ,el romero,el espliego, los narcisos , siemprevivas ,margaritas ,malvas, lirios , la sabina y el enebro.En la fotografía podéis ver el antes y el después del nuevo jardín y aunque no se aprecian muy bien las nuevas plantas al ser aún pequeñas , creo que si se puede apreciar el cambio de aspecto del lugar.Espero que todas estas plantitas que con tanto cariño hemos sembrado crezcan y se multipliquen para ofrecernos sus colores y aromas durante todo el año ,cuando luzca más bello este jardincillo publicaré una fotografía.Por otro lado, gracias a un un vecino (que no desea que diga su nombre) que ha regalado 5 cipreses ,de los cuales hemos plantado 2 en el campo de petanca y 3 en el cementerio y junto con Jaime y Eva que también han regalado un almendro que hemos plantado en el camino del cementerio ,creo que este año no puedo más que dar las gracias en nombre de todos a estas personas por su generosidad y por su colaboración a esta labor. Ojalá seamos más los que cuidemos de las plantas y los árboles ya que no requiere mucho esfuerzo pero sí constancia ,algo de voluntad y si se ven faltas de agua no se tarda apenas nada en regarlas y puede hacerlo cualquiera . Ojalá seamos más los que a través de la jardinería logremos transformar los espacios descuidados del pueblo en bonitos jardines para disfrute de todos.
Y ahora, os dejo esta información que encontré y que me ha recordado bastante a lo que llevamos haciendo nosotros en el pueblo con esto de los pequeños jardines , sin saberlo, formamos parte del movimiento jardinería de guerrilla ,rural en nuestro caso ,y si no leed el siguiente artículo publicado en el periódico y decidme si no es algo parecido a lo que llevamos haciendo por nuestro pueblo y me consta que también hay personas que lo hacen en pueblos cercanos desde hace muchos años :

"Jardinería y guerrilla. Quién iba a decir que estas dos palabras, tan antagónicas, podrían ir unidas. Y sí, eso sucede en un movimiento que, aunque ya tiene cierta historia detrás, toma fuerza inusitada gracias a Internet, extendiéndose a innumerables confines del globo.
El movimiento consiste en plantar árboles y arbustos, o bien crear pequeños jardines, en espacios urbanos degradados. Guerrilla Gardening nació en Londres y su entorno y se trata, como dicen sus artífices, de realizar actos de subversión pacífica, con los que “extender la guerra contra la negligencia” en aquellas zonas públicas más deterioradas. Para lograr sus propósitos recurren a las semillas y la jardinería, una fórmula de agitación y propaganda política cuando menos curiosa, y nada dañina.

Desde California a Zúrich, desde Irlanda a Milán, pasando por Berlín, Chicago, Montreal, Brisbane (Australia) y Granada (España), entre otras muchas localizaciones, las acciones de guerrilla jardinera se multiplican imparables. La agrupación Jóvenes por la Ecología de Asturias ya se ha apuntado al movimiento, un activismo urbano que para triunfar sólo necesita unas armas muy inocuas, palas y semillas, con las que sacarles los colores a tantas áreas deshumanizadas.

Fuente: JOSEP M. SARRIEGUI. El País

6 comentarios:

  1. Este fin de semana me meto a guerrillera de esta en mi pueblo, con dos o tres colegas.

    Un beso

    ResponderEliminar
  2. hermoso!!! claro que se nota el cambio, y la mano de la guerrillera botánica!!!
    me encantó el concepto.
    En unos meses, nos tenés que mostrar una nueva foto, con todo más crecido!

    ResponderEliminar
  3. ¡A la vanguardia! ¡qué el gris urbano no le gane al Iris glorioso!

    Morachelia ¡ojalá que fueran muchos más los pueblos y ciudades que tuviesen personas como tu y tus compañeros! así no serian tan grises la caminatas, así habría vida en las esquinas, así el mundo no sería tan infeliz.

    Saludos desde Chile, tu amigo Mauricio

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Pues si que es un buen cambio, a todos nos agrada ver estas cosas pero a pocos se os ocurre hacerlo. Tendremos que implicarnos todos para mejorar muchos rincones del pueblo.

    ResponderEliminar
  6. Es muy buena idea. Además, produce mucha satisfacción personal ver como van creciendo y floreciendo. Me fijaré especialmente cuando pase por ahí. Y, efectivamente, en otros pueblos también lo hacemos. Yo tengo "mis lirios y mis lilas", en terreno común, aunque a veces los niños me las estropean, pero... ahí siguen.

    ResponderEliminar